Blog de la revista Pellagofio (Semana 04 + 05, 23 y 30 enero 2012)


Edición semanal digital de la revista Pellagofio

 


PORTADA VIRTUAL
• El “maestro del timple” da a conocer su trayectoria profesional y artística en un álbum de 2 discos+libro

Ha costado varios años de trabajo, pero ya está a punto para su presentación en sociedad el álbum Totoyo Millares. La leyenda del timple, que contiene un cd y un dvd con el concierto en el homenaje nacional que se le brindó en diciembre de 2008 en el Auditorio Alfredo Kraus (participaron más de cien músicos). Las grabaciones (tanto en el cd como en el dvd) incluyen otros materiales y se adjunta un libro con un recorrido por la trayectoria profesional y artística del timplista que ha escrito Manuel González (Mestisay). PELLAGOFIO ofrece aquí algunos extractos del libro acompañados de algunas curiosas fotografías de su propio archivo (algunas de las cuales aparecen también en el libro).

ESCRIBA SU COMENTARIO SOBRE ÉSTOS TEMAS O CUALQUIER OTRO ASUNTO
en la dirección: buzon.pellagofio@gmail.com O TAMBIÉN AL PIE DE ESTA PÁGINA

LA REVISTA PELLAGOFIO EN NUESTROS ARCHIVOS

HISTÓRICO DE LA EDICIÓN SEMANAL
• De cuando Pellagofio vistió de web al norte de Gran Canaria

A principios de febrero de 2011 presentamos el portal de promoción turística del norte de Gran Canaria, un sitio web que se presentó como una guía de rutas, de patrimonio, de fiestas, de naturaleza y de gastronomía de la mitad norte de una isla llena de atractivos para el visitante. Una web que enseguida destacó por el atractivo en la presentación de los atractivos que describe (Para acceder, haga clic sobre la imagen de portada.)

HISTÓRICO DE LA EDICIÓN MENSUAL
• Totoyo polizón para grabar su primer disco

Totoyo Millares escribió el relato de su viaje a Tenerife como polizón en un vapor para grabar su primer disco cuando apenas era un muchacho. Fue en la edición mensual de PELLAGOFIO y se publicó en dos partes: “Polizón a bordo rumbo a Tenerife” (también puede acceder haciendo clic sobre la imagen) y “Una noche en cubierta con frío y chorizo de Teror”.

Acceso rápido a otros contenidos en este PELLABLOG:

• Haz clic aquí ► EN CARTEL > convocatoria recomendada...

Compañerito, de los hermanos Millares Cubas, en el teatro Víctor Jara

• GASTROPRODUCTO > y la estrella es...

Helado de yogur artesano de leche de vaca de Valsequillo con manga, nueces y Guarapo

• TABLÓN > noticias breves y frescas...

'Océanos' (Fred. Olsen) dedica sus páginas de senderos a reportajes de Yuri Millares

• WEB NORTE DE GRAN CANARIA > un producto Pellagofio...

Enlace con la nueva web Guía de Ocio y Gastronomía de la comarca norte de Gran Canaria

• WEBS PELLAGOFIO > acceso a otras páginas del grupo...

Camino Chamorga a Roque Bermejo, en Anaga (Tenerife)

FRASES

GARZÓN CONTRA EL FRANQUISMO

“La investigación de crímenes de lesa humanidad por parte de cualquier juez jamás, jamás puede constituir una conducta delictiva”

El abogado experto en derechos humanos y consejero jurídico de Amnistía Internacional desde hace ocho años, el argentino Hugo Relva ha venido a España con motivo del juicio contra Baltasar Garzón por sus actuaciones relacionadas con los crímenes del franquismo. El País (23-I-2012) habló con él: “La ley de Amnistía de 1977, añade, no impide investigar los delitos cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo. Aunque lo hiciera, arguye el abogado, sería una norma nula. ‘Contravendría las obligaciones que el derecho internacional impone a España, como es la indagación de cualquier violación de derechos humanos’, afirma”.

ENLACE con el artículo “Si el Supremo condena a Garzón será el hazmerreír” en la edición web de El País:
Haga clic aquí

 

LA MULTINACIONAL DE EEUU PAGÓ 26.419 EUROS EN ESPAÑA EN 2009

“Google expolia nuestros datos, libros y derechos y ni siquiera paga impuestos”

Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña, autor de Desnudando a Google es entrevistado en La Contra de La Vanguardia (23-I-2012) a propósito de lo que es Google y cómo se evade de pagar impuestos en España para llevar su dinero a paraísos fiscales: “Con maniobras que tal vez no sean del todo ilegales, pero sin duda son inmorales para un país como el nuestro, que está cerrando quirófanos y asilos por el déficit público. Google desvía casi todos sus ingresos a Irlanda”. Pero tampoco tributa en Irlanda todas sus ganacias y el dinero acaba en las Islas Bermudas, asegura. “Un 60 por ciento al menos de los milmillonarios ingresos de toda la publicidad de internet en España se saca y no revierte en crear aquí empleos ni mantiene servicios e infraestructuras, de los que en cambio Google sí se beneficia”.

ENLACE con el artículo “Google debe a los españoles más de 300 millones de euros” en la edición web de La Vanguardia:
Haga clic aquí

 

EL REPORTAJE DIGITAL

En marzo de 2012 se presenta, por fin, el álbum ‘Totoyo Millares. La leyenda del timple’. El acto tendrá tres convocatorias: en Madrid, en Las Palmas de Gran Canaria y en La Laguna. PELLAGOFIO ofrece aquí algunos extractos del libro que acompaña al cd+dvd, escrito por Manuel González Ortega a partir de una serie de entrevistas con el timplista.

‘La leyenda del timple’,
Totoyo Millares en música, imágenes y textos

“Acercarse a un personaje público y escribir sobre él desde la intimidad y la confianza que nos ofrece gozar de su amistad o, aún más, habiendo conservado una admiración por su obra que nació cuando éramos sus alumnos, aún casi niños, no es fácil. Para no caer en un aburrido ejercicio de tintes hagiográficos, es conveniente conservar una cierta neutralidad en la disección de sus logros, sus motivaciones y sus sueños y todo ello, teniendo tan cerca al biografiado, no es tarea cómoda”, explica Manuel González Ortega en el primer párrafo del libro ‘Totoyo Millares. La leyenda del timple’, una biografía profesional y artística del músico que convirtió en solista al instrumento nacional canario y que acompaña al doble disco (audio+video) del mismo título, aunque González Ortega lo presenta más como una hoja de ruta para conocer al artista que como una biografía propiamente dicha, por falta de espacio en las 70 páginas del libro.

 

Nació en...
Luis Millares Sall, al que pronto todos sus hermanos le pondrían el nombrete de “Totoyo”, nace en en Las Palmas de Gran Canaria el 13 de Julio de 1935 en una casa de la calle Villavicencio, junto a la Plaza de
San Bernardo; no obstante, considera que la casa de su infancia, a propósito de la intensidad y la libertad con la que vivió aquellos primeros años de su vida, era una a la que se trasladó toda la familia al poco de su nacimiento, situada en la playa de Las Canteras.
Por qué el nombre de Totoyo
“Lo de mi nombre viene porque de chico era muy hambriento. Creo que nací ya con el hambre que se avecinaba en nuestra familia; (...) siempre me quedaba insatisfecho. Así que me daba biberones de agua de manzanilla porque no dejaba de llorar por las noches pidiendo de comer. Entonces mis hermanos mayores, desde sus camas, gritaban deseperados: - “¡Que se calle ese becerro!”… De tanto decir “ese becerro”, se pasó a“ese besoyo”, de “besoyo”, a Totoyo, hasta que con el Totoyo me quedé. Al principio los chiquillos me lo decían en plan burla, de forma despectiva, porque era un nombre que sonaba feo. De hecho, a mi me sigue sonando mal, no me gusta”.
El guardia que tocaba el timple en la ronda
El timple apareció en la vida de Totoyo de forma casual. Su padre, por las noches, se sentaba a leer en la casa de Las Canteras junto a algunos de sus retoños y el guardia que estaba siempre de servicio por la playa, un tal Gopar –conejero, como indica su apellido–, tenía la costumbre de pararse enfrente de la casa que habitaban los Millares a tocar el timple. No es de extrañar que la policía municipal de entonces, modestamente remunerada y con escasa formación, se distrajera con las rondas de esa manera.
Roncito y timple en la playa
“Se ve que al guardia le gustaba beber –relata Totoyo en el libro–... Llevaba un chaquetón gordo porque hacía tarozada, y de ahí se sacaba su botellita del bolsillón, se echaba un roncito, cogía el timple del otro bolsillo y se ponía a tocar y cantar. ¡Un rasgueo, consio, que nos dejaba alucinados! Y yo, mientras tanto, detrás de la ventana escuchando …. Aquello, en principio, hizo que se pusieran mis hermanos Eduardo y Jose María, y después Manolo, a tocarlo”.

 

Portada del estuche que contiene los discos y el libro: una cuidada producción con el concierto homenaje que se realizó en diciembre de 2008 en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas en cd y dvd más diversos extras.

EL libro que viene en el estuche de los discos hace un recorrido por la trayectoria profesional y artística de Totoyo Millares de la mano de Manuel González Ortega.

Totoyo Millares y Manuel González Ortega juntos en un ensayo.

 

Foto de familia de los Millares Sall a finales de los años 50: de izquierda a derecha arriba, Jane, Eduardo (Cho-Juaá), José María, Juan Luis, Yeya y Manolo; abajo, Agustín, los padres (Dolores Sall Bravo de Laguna y Juan Millares Carló) y Totoyo.

 

Y Totoyo encontró el timple
“Claro, yo también quería tocar y el caso es que había un timple en casa que no sé decir de dónde salió. Mi hermana Yeya lo ponía arriba del ropero porque yo era pequeñito y podía romperlo; pero cuando ella se marchaba a la oficina o a la playa con Martín Chirino y Manolo, yo me subía a una silla con un cajoncito y lo cogía con mucho cuidado para sacarle sonidos rasgueando”.
Su primera composición, con diez años
“Creo que desde niño yo me decía: -¡Córchulis, voy a hacer algo para que me digan Totoyo con respeto! Entonces me puse a buscar cosas con el timple y antes de los diez años, oyendo una canción muy antigua, me dije que podía hacer una cosa mía, distinta, a darle vida a aquello. Ese fue el origen de mi polca majorera, basada en la melodía tradicional pero a la que enriquecí con una nueva versión que creo no desmerece al origen de la pieza”.
El origen del timple
“Lanzarote es la cuna del timple –afirma Totoyo en el libro–. O sea, nada de lo que se especula ahora: que si el timple viene de no sé dónde, pariente de no sé qué instrumento barroco... A día de hoy no hay datos fehacientes de que el timple proceda de donde se dice. Para mí la cuna del timple hay que buscarla en el guitarrillo aragonés, esa guitarrita chiquita que se veía mucho aquí, porque esa influencia aragonesa aquí era grande”.
La “cursilada” del “camellito”
“Así que no reconozco esa cursilada de lo del “camellito” conejero porque pretende asemejarlo a la corcova del animal –continúa Totoyo, citado por Manuel González–. El timple, si se mira bien, si lo pones boca arriba y le añades un mástil y unas
velas se convierte en una maqueta de un barquillo. Y ahí está la clave: carpinteros de ribera que vieron el guitarrillo aragonés e hicieron un instrumento con la forma del barquillo de pesca...”
Un requinto, pero estrecho
“...La forma que emplearon fue la de aplanar los bordes del guitarrillo, que es muy pronunciado, como el de la guitarra. Es un requinto en realidad, sólo que mucho más estrecho”.
El timple, simple divertimento
Sobre su consideración social y la de quienes lo tocaban, no hay dudas: era un divertimento de las clases populares, un instrumento de acompañamiento de las celebraciones más modestas. Aún no se había desarrollado entre la sociedad canaria un sentimiento de identidad sólido en torno a las expresiones musicales y culturales autóctonas y se desconocían los recursos técnicos y estilísticos, que aún con los mismos repertorios del pasado, iban a darse a conocer a través del virtuosismo de intérpretes como Totoyo.
Solistas en los 50
Llegados a este punto, no podemos olvidar los nombres de los tinerfeños Argelio Rojas “Rojitas”, Francisco Rojas o Agrícola Álvarez; todos ellos comienzan, también en la década de los 50, a realizar actuaciones en Tenerife y graban discos a partir de esa época, en la mayor parte de las ocasiones interpretando adaptaciones de piezas que provienen de la órbita guitarrística española.
El punteo, un de las aportaciones de Totoyo
Al benjamín de los Millares Sall le molesta, especialmente, que se ponga en tela de juicio o no se le reconozca lo que él considera que es una de sus principales aportaciones al desarrollo del lenguaje musical de su instrumento, el punteo..
Fundador de la primera Academia de Timple del archipiélago
“Iba muy avanzado en mis estudios como violinista, pero eran tantas las privaciones que acumulaba -el no tener nada propio durante todos los años de la adolescencia y ver a los amigos con sus motos, sus novias a la salida del colegio…- que decidí ponerme a dar clases de timple en serio ya que me facilitaba disponer de un dinero mensual que me hacía mucha falta. Pero tengo que reconocer que siento una tremenda frustración por no haber continuado con aquellos estudios y haber podido
irme a estudiar fuera”.

 

Manolo Millares escribió a su hermano Totoyo “para animarme cuando estaba en la guerra de
África –a la que yo había llevado mi violín, que era mi pasión–, me decía que me dedicara a ese instrumento, que el timple era poco serio. Yo creo que ningún instrumento es poco serio, que depende de quien lo toque y quien lo interprete”.

Encuentro con Gregory Peck. “Millares ofrece algunas clases introductorias de timple al actor Gregory Peck en las navidades del 56; el actor se encontraba en la isla para participar en el rodaje de algunas de las escenas de exteriores de la película Moby Dick”, escribe González Ortega en el libro.

Totoyo con el mítico grupo Los Canarios a principios de los 60 (el primero por la izquierda es Teddy Bautista).

“En una de mis fotos preferidas -escribió Manuel González Ortega en su artículo “Totoyo Millares, la Patria posible”, colaboración que realizó para esta casa- del pequeño archivo que he ido reuniendo en los años que llevo en la música, se ve cuando se dejaron retratar don Agustín Millares Carló, Néstor Álamo, Totoyo Millares y un camarero de un bar –que 'diba' en la rueda de los presentes–. Celebraban la vuelta del viejo profesor a los caminos de Gran Canaria”.

Totoyo obsequia a Atahualpa Yupanqui un timple en los camerinos del teatro Pérez Galdós de Las Palmas.

Totoyo y Jorge Cafrune en los estudios de Televisión Española en Canarias, antes de entrar a grabar un programa de.“Tenderete”... en el que el timplista al final no participó: se lo prohibieron si iba vestido así por “subversivo” y él se negó a usar otra ropa. “Valentina, que estaba al lado de nosotros, traía un trajito típico de El Hierro precioso, que era de su abuela, un traje de lana del país de más de 100 años preciosamente bordado… La viejita estaba ilusionada con lucirlo en Tenderete, pero al final tuvo que tocar con el traje de calle con el que venía de su isla”, relata Totoyo en el libro.

Totoyo y Casimiro Camacho tocan juntos en un concierto homenaje al segundo que se hizo en el municipio de La Oliva (Fuerteventura).

 

“Totoyo se va a multiplicar de una manera más que notable ya que no solo seguirá impartiendo clases en su escuela, sino que introduce el instrumento como actividad extraescolar en numerosos colegiosde la capital y sus aledaños. Aún siendo colegios de pago, muchos de ellos regentados por órdenes religiosas femeninas, la disponibilidad de actividades extraescolares en aquellos años no se puede comparar, por su escasez y por la falta de recursos pedagógicos, a la de hoy”, explica Manuel González Ortega la actividad docente de gran parte de la vida de Totoyo, por cuyas manos pasaron unos 40.000 alumnos.

 

¡En 14 colegios a la vez y en la Academia!
“De las clases ya no quiero ni oír hablar porque terminé agotado de tantas horas de enseñanza… Y es que hubo años en que daba clases en más de catorce colegios. Todo eso sin contar los alumnos que seguía manteniendo en la Academia”, explica Totoyo durante las entrevistas que mantuvo con González Ortega, añadiendo una curiosa anécdota sobre el comportamiento de unas monjas...
Unas monjas espabiladas
“Y esto me trae recuerdos de otro colegio que se llamaba María Auxiliadora, junto a la Parroquia de San Agustín, en Vegueta. Las monjas me comentaron que había niñas pobres allí que no tenían timple y que si yo podría facilitarles algunos. Le dije a la monja encargada: -“Mire, tengo 15 timples que no los uso y se los puedo dar para que las chiquillas que no tengan recursos puedan venir a clase”. La monja se quedó encantada por el regalo, pero después me enteré, por una de aquellas alumnas agradecidas, que ellas mismas se los alquilaban a las niñas por 25 pesetas al mes… ¡Y eso que eran monjas!”.
La fundación de Los Gofiones
El 7 de Octubre de 1968 Los Gofiones se constituyen formalmente como Asociación Musical. Luis Millares Sall figura en el documento como promotor de la idea y director artístico y le acompañan 23 cofundadores. Entre sus objetivos fundacionales, según figura en sueltos periodísticos de la época, figura “el revitalizar el folklore de nuestras islas, falto de pureza y estilo tradicional” y entre sus miembros contará con “intelectuales, universitarios y músicos grancanarios”. El nombre del grupo es propuesto por nuestro timplista después de que descartara otras posibilidades.
La elección del nombre del grupo
“El nombre se lo puse yo también, apuntado en un papelito de agenda que aún conservo y en el que también puse otros nombres. Consulté con mi hermano Manolo por teléfono a Madrid, porque siempre lo hacía así, a propósito de mi intimidad con él; de manera que le consultaba qué le parecían mis cosas, aunque algunas veces me echaba los perros... 

 

Con sus alumnos del Colegio Alemán de Las Palmas, uno de los muchos retratos de alumnos que se hizo Totoyo en los años 60.

Carátula del primer volumen de su Antología del Timple, que grabó a finales de los años 70 en Barcelona y “tuvo una aceptación y popularidad inmediata entre el público de las Islas” escribe González Ortega.

Entre los violines de la Orquesta Filarmónica de Las Palmas, el timple de Totoyo Millares.

Retratado por Fernando Palmero en 2007.

 

Totoyo con Olga Cerpa, Manuel González Ortega y José Antonio Ramos en el espectáculo “Toda una vida” de Mestisay, en la Sala Sinfónica del Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas en diciembre de 2005.
... Le dije lo de Los Gofiones y me contestó que era una chorrada; pero es que Manolo era así. Sin embargo, comentando con Agustín en su oficina el rechazo de Manolo, me dice: -“¡Pero, cómo, si el nombre es precioso…!”; y terminé por hacerle caso a Agustín”.
Adiós a Los Gofiones
Cuatro meses después de la grabación del primer disco de Los Gofiones, en enero de 1971 y ante notario, Millares Sall renuncia a seguir en el grupo y cede la mayor parte de sus derechos sobre la marca al resto de miembros, habida cuenta de las incompatibilidades y diferencias de opinión entre la mayor parte de estos y el timplista.
Los “trucos” del timplista por antonomasia
Tras su salida al mercado, la Antología en los años 70 se convierte en un objeto reverencial de todos aquellos que quieren aprender a tocar el timple en aquellos años; era necesario escuchar, una y otra vez, aquellos discos para intentar asimilar los “trucos” que Totoyo utiliza en ellos. El timplista no lo pone fácil: utiliza timples con diferentes afinaciones en cada tema, siempre obsesionado con el sonido de sus instrumentos, por lo que se hace dificil copiar las interpretaciones de sus grabaciones. No es, evidentemente, un timplista cualquiera: es el “timplista” por antonomasia y los tres volúmenes de la Antología del timple van a dejarlo definitivamente claro.
Reencuentro con José Antonio Ramos
A principios de la década que ha acabado, José Manuel Sanabria comenzó a organizar –a propósito de sus habilidades como gerente de la Mancomunidad de Municipios de Medianías- unos oportunos talleres y encuentros de timple que servirían para que Millares se reencuentre con algunos de sus antiguos alumnos encima del escenario y con otros timplistas más jóvenes que nunca lo habían visto tocar en directo pero que habían aprendido con algunos de sus discos. Entre los primeros se encontraba José Antonio Ramos, que no va a desaprovechar la oportunidad de retomar una relación más estrecha con su Maestro.
El timplista de Artenara convence a su maestro para grabar juntos
A finales del verano del 2006 el timplista de Artenara –con el que nos unía una buena amistad– nos sorprendió con la noticia de que había logrado convencer a Totoyo para grabar juntos un trabajo discográfico que revisitara los repertorios del Maestro con los que Ramos había comenzado a formarse como timplista. Lo harían, además, contando con la complicidad de otro alumno de nuestro Maestro, el guitarrista Carlos
Oramas -excelente concertista y Maestro él mismo–, otro de los “iniciados” en la sutileza y elegancia con las que Totoyo se ha enfrentado siempre a la tradición musical de Canarias.
El timplista inalcanzable se hizo cercano
Tengo que confesar que tuvimos dudas sobre la capacidad de José Antonio –o de cualquiera con sus avezados talentos musicales– para preservar aquellas sencillas “atmósferas” que hacían aparentemente inalcanzable la obra del Millares timplista. Una visita al estudio de grabación y una breve audición, en mitad del trabajo de los tres músicos, nos devolvió –en una emoción impagable– a los días de magisterio con Totoyo. Estaba todo ahí, con un plus de creación que no lo desvirtuaba, sino que, mágicamente, lo renovaba.
La leyenda del timple, el último gran concierto
“Pero tampoco con el timple he podido desarrollar todo lo que estaba en mi cabeza. Ha sido una lucha en solitario porque, cuando yo empecé –ya no sólo en mi juventud, sino en mi madurezlas cosas eran aún más difíciles que ahora. Este mismo espectáculo de “La leyenda del timple” podría recorrer el mundo y ser entendido por los públicos de cualquier parte a donde fuese… Esa fue la sensación que me transmitió el público la noche del concierto, y días después en la calle, asombrados por la elegancia y el talento de todos los que participaron, de la categoría del montaje escénico...”

 

Textos:
Extractos del libro ‘Totoyo Millares. La leyenda del timple’, de M. González Ortega.

Fotografías:
Varios autores (Archivo Yuri Millares y Archivo Manuel González Ortega).

 

EN CARTEL

PELLAGOFIO RECOMIENDA

'Compañerito', de los hermanos Millares Cubas

29 de enero de 2012 en el teatro Víctor Jara de Vecindario

 

 

'Compañerito' es una de las obras emblemáticas de los hermanos Luis y Agustín Millares Cubas. Su estreno en 1921, además de significar un gran éxito, representó una de tantas cristalizaciones de la literatura dramática nacional, iniciada en el movimiento romántico con el rescate de los Héroes Guanches de la Conquista y que transitó luego hacia el realismo y el simbolismo, retratando escenas de la sociedad canaria de finales del siglo XIX y comienzos del XX.

Sinopsis: De cuando Compañerito, pasando sus últimos días en el Hospicio de San Martín, se vio sorprendido con la visita de Pepita Rodríguez, La Redonda, su legítima esposa, de quien había huido hacía más de 20 años.

 

GASTROPRODUCTO

RECETAS CON... GUARAPO

 

GUARAPO. Savia de palma canaria

Producto ecológico. La savia de la palmera canaria es una bebida con una alta concentración en minerales, supera incluso a la miel de abeja en cobre, hierro, fósforo, magnesio. potasio, sodio y cinc. Se comercializa, sin ningún aditivo, después de haber sido sometida a cocción (la melaza resultante se conoce popularmente como "miel de palma").

MÁS INFORMACIÓN: www.mieldepalma.com

Helado de yogur artesano de leche de vaca de Valsequillo con manga, nueces y Guarapo

Receta ofrecida por Joaquín Veiga Antelo (copropietario del restaurante Humus, Paseo Iqbal Masih 7, Vecindario, en Gran Canaria. Teléfono: 928758989).

 

Ingredientes
–helado de yogur artesano
–fruta tropical (por ejemplo, manga)
–frutos secos (nueces)
–unas hojitas de hierbahuerto
–Guarapo

 

Elaboración
–Servimos varias bolas de helado de yogur artesano al gusto en un plato hondo o en copa. Añadimos fruta tropical cortada en gajos (por ejemplo, manga) y frutos secos de su gusto (p.e., nueces) y completamos con chorrito de Guarapo por encima.

TABLÓN DE NOTICIAS

CANARIAS, INFORMACIÓN Y CULTURA

 

La revista 'Océanos' (Fred. Olsen) dedica su sección “Rutas canarias a pie” a reportajes de Yuri Millares

La revista Océanos, publicación bimensual que la compañía Fred. Olsen distribuye en sus buques de pasaje que realizan trayectos entre las islas del archipiélago canario, ha dado inicio a una nueva etapa de las páginas que dedica a senderos en Canarias. La serie “Rutas canarias a pie” da cabida a partir del número de febrero-marzo de 2012 a una colaboración periódica del editor de PELLAGOFIO, Yuri Millares, que tendrá continuidad en sucesivos números de la revista con reportajes de senderos.

El primero de estos reportajes de la factoría Pellagofio es el titulado “Descenso vertiginoso por El Time hasta el Puerto de Tazacorte (The precipitous descent from El Time to the Port of Tazacorte)”, con textos y fotografías de Yuri Millares y, como el resto de materiales de la revista Océanos, en idiomás español e inglés. El número de febrero-marzo de la revista de Fred. Olsen tiene como tema de portada el Carnaval y entre sus otros contenidos también incluye una entrevista con el chef Pedro Rodríguez Dios (precisamente un colaborador habitual de PELLAGOFIO).

 

PRODUCTO PELLAGOFIO

WEB “NORTE DE GRAN CANARIA”
De nuestro cliente la Mancomunidad de Ayuntamientos

NOVEDAD DE LA SEMANA

Enlace con la nueva web asociada Guía de Ocio y Gastronomía de la comarca norte de Gran Canaria

La Guía de Ocio y Gastronomía del Norte de Gran Canaria –en la dirección “guia.nortedegrancanaria.es”– es un subdominio que complementa la web “nortedegrancanaria.es” al haber introducido como valor añadido el concepto de la “geolocalización”: toda una red de fichas con lo más recomendable que ver y comprar, así como dónde dormir y comer, al alcance de la vista del usuario. En la web “madre” se ha incluido el banner que aparece sobre estas líneas como enlace permanente a la web “hija”.

 

Haga clic en la imagen web para acceder

 

WEBS PELLAGOFIO

ESTA SEMANA, EN NUESTRA RED

 

La elaboración de los vinos Contiempo (DO Valle de Güímar), a un clic
vinos de Canarias

senderos de Canarias

Camino Chamorga a Roque Bermejo, en Anaga (Tenerife)

 

Guía de Quesos de Fuerteventura, para conocer su historia y localizar queserías

 

► PARA ANUNCIARSE EN LAS WEBS DEL GRUPO PELLAGOFIO, ESCRIBA A: pellagofio.director@gmail.com

brand levitra buy brand viagra spying on mobile