RECUERDOS > La Pepa, tranvía de Las Palmas en posguerra

EL TRANVÍA EN LAS PALMAS

El regreso de la Pepa en la posguerra
Hemeroteca > Diario de Las Palmas (1893-1899)

 

Un relato de Enrique Fernández Álvarez, documentalista ferroviario y autor de un exhaustivo estudio sobre el tranvía de Las Palmas. A continuación, recopilación de algunas noticias e informaciones de prensa en Curiosidades de Hemeroteca.

 

TRANSPORTE URBANO

 

El regreso de la ‘Pepa’ en la posguerra

Por Enrique Fernández Álvarez
(Documentalista ferroviario)

La escasez de combustible a finales de 1941 y, en consecuencia, la disminución del servicio que las guaguas tenían establecido entre el puerto y la ciudad, hace que el ayuntamiento se plantee la posibilidad de rescatar la explotación del tranvía. La comisión de Policía Urbana elabora todos los estudios para revitalizar el servicio y la celeridad de sus gestiones asombra a propios y extraños. A mediados de marzo de 1942 ya se disponía de una locomotora de vapor adaptada al ancho de vía, y en los talleres municipales se estaban acondicionando los coches del desaparecido tranvía eléctrico para reconvertirlos en vagones (coches de viajeros).

El día 20 de marzo empiezan las pruebas, por las calles de la ciudad, de la composición formada inicialmente por una locomotora y cuatro coches. La reinauguración del servicio del tranvía se lleva a cabo el 23 de marzo de 1942 a las 6 de la mañana. Comenzó a funcionar con tres coches que iban completamente abarrotados durante todo el trayecto, incluso el alcalde capitalino, señor Ferrer, en unión de varios concejales, hicieron un viaje de ida y vuelta.

La locomotora que inicia el servicio es una Orenstein Koppel, propiedad de la SATO y arrendada por la misma para la puesta en marcha del tranvía-vapor. El ayuntamiento anda haciendo gestiones para comprar y tener una locomotora en propiedad. Para ello entabla negociaciones con la Compañía Ferrovías y Siderurgia S.A. de Palencia. En julio de 1942 se acuerda la compra de la locomotora por un importe de 90.000 pesetas: tenía un peso de 18 toneladas y una potencia muy superior a la que inicialmente prestó servicio.

Durante el período de funcionamiento de la locomotora propiedad de la empresa constructora del puerto, SATO, comprendido entre marzo de 1942 y septiembre de 1943, el ayuntamiento pagaba mensualmente por arrendamiento la cantidad de 1.400 pesetas. Tras su retirada, la empresa SATO, por tener que realizar obras en otros puertos, se ve en la necesidad de llevarse todo el material ferroviario que hasta la fecha estaba en las obras del puerto de La Luz. Parte de ese material se va a Tenerife y a Cádiz, incluidas las locomotoras.

La locomotora adquirida en propiedad por el ayuntamiento dejó de prestar servicio a partir de noviembre de 1947. Se intentó subastarla dos veces, pero sin éxito. A partir de este punto empieza la leyenda de la Pepa. ¿Dónde está? ¿Volverá?


Cuando, tras la guerra civil y en plena guerra mundial, se reanuda el servicio de tranvía en Las Palmas, entra en funcionamiento la penúltima de las locomotoras que conocerán las calles la ciudad en su recorrido entre el teatro Pérez Galdós y el puerto de La Luz. La mítica Pepa resurgió y el día de la reinauguración del servicio (en la foto, el 23 de marzo de 1942) muchos volvieron a disfrutar de su singular estampa. Pero fue por poco tiempo./ foto ARCHIVO DE FOTOGRAFÍA HISTÓRICA DE CANARIAS-FEDAC

 

CURIOSIDADES DE HEMEROTECA

‘Diario de Las Palmas’ en L.P. de Gran Canaria

15 diciembre 1893
Viajeros
A pesar de hallarse completamente ocupadas todas las habitaciones del Hotel Metropole, y gran parte de los de Santa Catalina e Inglés, todavía se han pedido más habitaciones por otros viajeros que en breve vendrán a ocuparlas. (...) Merced al carácter emprendedor de los hijos de la Gran Bretaña, tenemos convertida hoy casi toda la carretera que une el puerto de la Luz con esta ciudad, a uno y otro lado de aquélla, en pequeños hoteles, casas de recreo y jardines, haciéndola por extremo agradable.

La agricultura de Gran Canaria
En el centro de Gran Canaria, en las preciosas propiedades del ex-Monte Lentiscal y Santa Brígida se cultiva la viña, elaborándose vinos exquisitos de las clases corrientes para la exportación y consumo local. Se destinan en grandes cantidades para Inglaterra y en menor proporción para las Antillas españolas, algunas plazas europeas y las repúblicas Sud-americanas.

30 enero 1899
Lechería del Puente-Palo
Leche cruda y guisada, de las 6 de la mañana a las 8 de la noche. También se pasa a domicilio dejando aviso en la misma. Temporada de Teatro: Leche caliente de las 8 de la noche a la salida del Teatro.

16 mayo 1899
Fuerteventura
(...) es muy rica y será una de las islas del porvenir... Sonreirán algunos que esto lean (...). Esa aridez; esa tristeza; esas montañas sin árboles; esos valles de encantadora estructura que llegan silenciosos hasta la playa, significan sin duda el mensaje de sus necesidades. (...) Fuerteventura flota sobre un inmenso lago. En cualquier paraje, a poco que se busque, se encuentra agua. Pero lo que (...) acaba de producir la mayor sorpresa, es el resultado de una explotación hecha por D. Isidoro de Vega en la montaña de Tindaya, jurisdicción de Oliva. De las catas practicadas, en diferentes puntos resulta, según afirma aquel señor, que toda la montaña es de MÁRMOL, de la mejor clase (...). RAMÓN F. CASTAÑEIRA.

El lunes 12 de junio de 1899, ‘Diario de Las Palmas’ informa a toda plana de la inauguración del alumbrado eléctrico en las calles de la ciudad./ BIBLIOTECA GENERAL ULPGC

 

"hemerotecando"

Como enamorado de cualquier hemeroteca, y de la gran canaria en particular, le felicito por los retazos esbozados y nos continúe informando e ilustrando, a pesar de que no es menos cierto, que gracias a la vía on line podemos acceder a un plantel de vieja información hasta hace poco presencial.

Oswaldo

brand levitra buy brand viagra spying on mobile